fbpx
Saltear al contenido principal
Mantenimiento Piscina Natural

Tips para mantener limpia y cuidada tu piscina

En estas fechas, muchos de nuestros clientes se ponen en contacto con nosotros para encargarnos el mantenimiento de su piscina natural. Todos, sin excepción, desean tener aguas cristalinas y azules, y conseguir eso, si bien no es complicado, requiere que nos empleemos a fondo.

En este artículo queremos ayudarte a llevar a cabo las tareas que hacen posible esa agua soñada.

¿Cómo depura el agua tu piscina ecológica?

Una piscina natural utiliza un sistema de depuración biológico en lugar de químico. Para ello se apoya en dos elementos básicos: uno es de carácter orgánico, las plantas acuáticas; el otro, de naturaleza inorgánica, y puede ser piedras, arena, etc.

El diseño y estos elementos garantizan un equilibrio perfecto que impide la proliferación de organismos indeseables, como larvas de mosquitos o algas.

¿Qué es bueno que hagas en una piscina naturalizada?

Las tareas se dividen en dos tipos. Por un lado, las tareas de gestión de la materia orgánica e inorgánica, por otro, el seguimiento bioquímico habitual de las aguas de piscina.

  • Empezarás la temporada retirando la suciedad acumulada y facilitando las condiciones propicias para el máximo rendimiento del biofiltro.
  • Retira los lodos y las algas conforme se vayan formando, al menos durante la época de baño. Fuera de temporada puedes hacerlo de forma más relajada, pero conviene que vigiles si notas que genera muchos.
  • Conviene podar las plantas superiores para que no impidan la entrada de los rayos solares necesaria para la fotosíntesis de las inferiores. En caso contrario, morirían. Suele ser suficiente hacerlo una o dos veces al año.
  • Cada una de estas piscinas es única y genera su propio ecosistema. Conviene que lo observes detenidamente para detectar con rapidez cualquier cambio.
  • Debes retirar las hojas secas y cuidar que las plantas no enfermen.
  • Pasa el limpiafondos cada semana o cada dos semanas según la suciedad que acumule la parte de baño.
  • No utilices nunca ningún producto químico para desinfectar el agua. Los únicos productos que debes echar son los abonos que necesiten las plantas acuáticas que tengas y los correctores que te hayan recomendado para tener una buena calidad del agua.
  • Si entre los usuarios hay niños, conviene que les alecciones para que no orinen en el agua. Este sistema de filtrado no elimina la orina. Al final, tendrías que cambiar el agua en su totalidad.
  • No te preocupes por las libélulas si hay. Es bueno que usen el agua para sus larvas porque eliminan las de mosquitos, que son bastante más molestas.

Como puedes ver, el mantenimiento de una piscina natural es completamente diferente al de una convencional. En parte, muchísimo más sencillo y ecológico y con resultados infinitamente más bellos. Mantén sanas las plantas y verás cómo crece tu propio ecosistema en perfecto equilibrio. Y si tienes espacio y estás pensando en construir una piscina naturalizada, contacta con nosotros.

Volver arriba